Libros publicados


Actualmente en preparación.

La Masonería es una orden iniciática. En eso todos los masones parecen estar de acuerdo. Sin embargo, son pocos los que tienen una idea clara acerca de qué es la Iniciación. Lo que en otras órdenes iniciáticas como el rosacrucismo, el sufismo, la cábala u otras tantas es bien conocido y sería impensable poner en duda, en la masonería parece sujeto a eterna discusión, siendo desconocida, cuando no negada, por los propios masones, sin ni siquiera salvarse de esto los masones regulares. A la hora de definir la naturaleza de la Iniciación, unos dicen vaguedades mientras apelan a la necesidad de ajustarse a una ley moral; otros juegan con el lenguaje buscando las acepciones del diccionario que les permitan emplear un vocabulario propio de la Iniciación al tiempo que niegan que esta exista; otros se refugian a partes iguales en el secreto y la ignorancia para, dándole una pátina de tolerancia, afirmar que el concepto de Iniciación es algo que no puede ser definido y que depende de cada masón; y otros que sí comparten sinceramente en el aspecto espiritual de la orden, en realidad no conciben que la Iniciación pueda ser un fenómeno real, ni siquiera verosímil. En resumidas cuentas: la masonería es la única orden iniciática cuyos miembros no saben para qué existe...



La historia de la masonería no puede comprenderse sin conocer la diatriba que durante más de sesenta años protagonizaron la Gran Logia de Inglaterra, fundada en 1717 y conocida como Los Modernos, y la Gran Logia de Inglaterra Conforme a las Antiguas Constituciones, fundada en 1751 y conocida como Los Antiguos. Los Modernos practicaban una masonería de corte más ilustrado, mientras los Antiguos profesaban una concepción más esotérica y tradicional de la misma, y acusaban a los Modernos de haber introducido alteraciones que desvirtuaban el auténtico contenido de la masonería. Finalmente, en 1809, los Modernos decidían regresar a los usos originales, y creaban la Logia Especial de Promulgación para establecer cuáles eran los antiguos usos y Landmarks a los que debían retornar. Cien años después, tras estudiar las actas de esta logia, William Brown Hextall presentaba en la Logia de Investigación Quatuor Coronati este ensayo, donde analiza el trabajo llevado a cabo por la Logia Especial de Promulgación, en la que se allanaron las diferencias formales entre ambas obediencias, dejando así vía libre para que ambas se fusionasen el 27 de diciembre de 1813, creando la Gran Logia Unida de Inglaterra.




Desde que en 1390 unos masones desconocidos redactasen el manuscrito Regius, el ritual masónico ha sido depositario de una tradición iniciática que ha perdurado hasta hoy en día. Este libro tiene como propósito explicar de manera rigurosa y documentada cómo se gestaron los primeros rituales masónicos (Rito de los Antiguos Deberes, Rito de la Palabra de Masón), y cómo se fueron transformando en los rituales que se practican actualmente. El lector podrá conocer los mitos con que trabajaban los masones antiguos antes de la introducción del mito moderno de Hiram Abiff, y podrá asomarse a los orígenes del Arco Real y de los distintos grados de la Marca. La segunda parte del libro, dedicada al Escocismo, ofrece una historia profusamente documentada del origen de los grados 4º a 33º del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Con esta obra se espera que el lector pueda conocer de manera fundamentada el origen histórico de los principales grados masónicos, facilitando así la comprensión de los mismos.


Traducción definitiva de un texto capital de la Masonería. Albert Pike recoge en Moral y Dogma las enseñanzas de los distintos grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en un intento de retornar la Iniciación hacia sus contenidos originales así como de defender el compromiso individual con los valores masónicos. Moral y Dogma ha sido de lectura obligada para todos los miembros de la Jurisdicción Sur de EE.UU. desde su edición en 1871 hasta 1974, año en que fue considerado "demasiado avanzado para ser útil al nuevo miembro".




Francisco de Paula Castells Cañas, o como es conocido en el contexto anglosajón, F. de P. Castells (Mataró, Barcelona, 1867 - Edgeware, Kent, 1934), es el escritor de origen español más importante de la historia de la masonería, así como un misionero protestante audaz y comprometido. A lo largo de 17 años ejercerá como misionero en Malasia, Filipinas (donde será iniciado en masonería con 22 años), Singapur, La Cochinchina y Centroamérica, tras lo cual se establecerá con su familia en Kent (Inglaterra). Allí acometerá una intensa labor de investigación masónica que le llevará a publicar títulos tan sugerentes como Análisis histórico del ritual del Santo Arco RealLa antigüedad del Santo Arco RealLos genuinos secretos de la masonería antes de 1717El apocalipsis de la masonería o La masonería inglesa en su período de transición (1600-1700).



En El Significado de la Masonería, Walter Leslie Wilmshurst aborda el contenido de la Iniciación tal y como se concebía en los Antiguos Misterios, en toda su amplitud espiritual y mística. El masón moderno contempla la Iniciación como una vaga invitación a la mejora personal, pero desconoce el verdadero significado de esta ordalía cuando es llevada a sus últimas consecuencias espirituales. El autor analiza los grados de Aprendiz, Compañero y Maestro, así como la plenitud del proceso espiritual en el Santo Arco Real, trazando su genealogía desde los Antiguos Misterios y considerando el contenido simbólico y propósito de cada grado dentro del proceso de Regeneración. El Significado de la Masonería nos aproxima, en resumen, a la realidad de la genuina Iniciación. 


El diccionario bilingüe de masonería inglés-español / español-inglés más completo del mundo.

7000 entradas. 8500 acepciones. Las frases y modismos más comunes de la Masonería. Formas de tratamiento en Logia Simbólica, Arco Real, Priorato Templario y Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Denominación de las recepciones y Templos en los distintos Grados. Modelo de Orden del Día y Actas. Justicia Masónica. Heráldica.
El inglés moderno temprano y la Biblia King James. Código de vestido. Calendario hebreo, litúrgico hebreo y litúrgico católico romano. La espada. Gremios medievales.


Puede resultar una sorpresa para algunos miembros de nuestra Orden escuchar que nuestros ritos ceremoniales, tal y como se realizan actualmente, no confieren una iniciación real de ningún tipo, en el sentido original de admitir a un hombre a los solemnes misterios de la Ciencia Divina. Afirmamos que llevamos a cabo la Iniciación, pero pocos masones conocen lo que la Iniciación real implica. La Masonería presupone que el hombre es una criatura caída; que su naturaleza personal es transitoria, una expresión irreal de su verdadero ser, tal y como fue concebido en la Mente Divina; y que, con una enseñanza adecuada y autodisciplina, puede reconstruirse y reorganizarse, recuperando la condición original de la que ha caído. La actual naturaleza de su personalidad es, no obstante, la piedra fundacional o cimiento a partir del cual esa reorganización puede acometerse, existiendo en su interior, aunque en caos y desorden, todo el material necesario para este propósito.

El Ritual del Arco Real, tal y como se practica en Inglaterra y en las naciones que seguimos su modelo, es fruto de una reelaboración en la que han sido eliminadas partes fundamentales y numerosos elementos simbólicos. Con el fin de rescatar la verdadera naturaleza y contenido del Arco Real, F. de P. Castells se adentra en los rituales antiguos, analizando las modificaciones introducidas y guiándonos de manera didáctica y transparente en un recorrido por el ritual de esta Orden, auténtico pináculo de la Francmasonería.




Debido a su interés por el budismo y las filosofías orientales, Richard Wagner consideró durante la mayor parte de su vida la posibilidad de componer una ópera iniciática teniendo como protagonista a Cristo, Buda o Moisés, aunque fue el poema medieval Parzival, de Wolfram von Eschenbach, la obra que realmente le cautivó. Wagner comenzó la composición de Pársifal el día de Viernes Santo de 1857, aunque hubo de posponerla repetidamente durante diecinueve años, y únicamente en 1882, trece meses antes de su muerte, puedo estrenar lo que él mismo denominó «Festival Escénico Sacro». 

Pársifal presenta sobre el escenario un elaborado ritual donde los personajes representan los distintos elementos que participan, se generan y se desvanecen en el proceso de Regeneración del ser humano. En este universo al margen del tiempo y el espacio se desarrolla una alegoría mistérica que nos adentra en lo más íntimo de los anhelos, el desconsuelo y los esfuerzos del alma en su proceso de Iniciación. El escenario donde Pársifal tiene lugar es, en realidad, el interior del hombre que deplora su condición caída en este mundo y ansía su retorno a la Luz.


Única traducción al español del interesantísimo capítulo IV del libro The Meaning of Masonry (El Significado de la Masonería, publicado en esta misma colección) del profundo místico inglés Walter Leslie Wilmshurst, titulado The Holy Royal Arch, y publicado en Londres en 1922. Incluye también Tres lecturas sobre el Arco Real como se impartían antiguamente en el Supremo Gran Capítulo del Arco Real de Escocia. 
Hace doscientos años se supo que los Caballeros Kadosh eran los Templarios bajo otra denominación, de forma que el Grado fue proscrito y quedó como una ceremonia vestigial. Al igual que el resto de órdenes secretas, tenían dos doctrinas: una oculta, que eran las enseñanzas joánicas, y otra pública, que era el Catolicismo Romano. Los Templarios profesaban unas ideas que rápidamente les harían ganar adeptos, pues simpatizaban con los credos destronados, prometiendo libertad de conciencia a todos. Pero las semillas de la decadencia fueron sembradas en la Orden del Temple en su mismo origen. La Orden había concebido una gran obra que era incapaz de llevar a cabo, porque no conoció ni la humildad ni la abnegación, porque Roma era entonces invencible, y porque los jefes posteriores de la Orden no comprendieron su misión. 
Consiguieron ser opulentos, pero se volvieron insolentes. Roma llegó a temer a la Orden, y el temor es siempre cruel. El Papa Clemente V y el Rey Felipe el Hermoso dieron la señal a Europa, y los Templarios fueron arrojados a las mazmorras. Pero antes de su ejecución, el jefe de la Orden condenada organizó e instituyó lo que posteriormente se daría en llamar Masonería Hermética o Escocista. 



En el Grado de Caballero del Sol Albert Pike analiza la evolución del concepto de la Deidad desde la noche de los tiempos hasta la época actual, estudiando las creencias profesadas a lo largo de cada época y lugar en torno al Alma, la Creación y la Deidad misma. Para Pike, la Naturaleza es el libro por excelencia en que el Gran Arquitecto se revela a sí mismo, y propone el estudio de la misma como vía para conocer al Creador. El autor concede a la Cábala un protagonismo preponderante como herramienta para conseguir este propósito, y analiza su importancia dentro de la doctrina y simbolismo masónicos. La preeminencia que Albert Pike concedía al Grado 28 queda reflejada en el hecho de que dedicó a este Grado más páginas que a ningún otro dentro de Moral y Dogma del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.



En el Grado 25, Caballero de la Serpiente de Bronce, Albert Pike analiza los patrones astronómicos que los antiguos reflejaron en sus enseñanzas y que hoy en día han perfilado tanto la simbología cotidiana de Occidente como los rituales y ceremonias masónicos, adentrándose con especial profusión en la leyenda universal que se representa en el Tercer Grado y de la que el mito de Hiram Abiff no es sino una variación.
En el Grado 26, Príncipe de Merced o Escocés Trinitario, el autor se adentra en las diferentes concepciones filosóficas, gnósticas y paleocristianas de la Deidad, revisando los distintos atributos que las culturas antiguas le atribuían para discernir el concepto de Trinidad Masónica que debe inspirar a todo Escocés Trinitario. Igualmente reflexiona acerca de los misterios en que estamos sumidos, la naturaleza de las obligaciones morales y la misión de la Masonería como entorno en el que miembros de diversas cosmovisiones y credos pueden coexistir en armonía y tolerancia.



Entre las antiguas naciones existía, al margen del culto público, otro minoritario denominado los Misterios, a los que únicamente eran admitidos aquellos que habían sido preparados por medio de ciertas ceremonias llamadas Iniciaciones. En todas partes, y en todas sus formas, los Misterios estaban imbuidos de carácter fúnebre; y celebraban la muerte mística y la restauración a la vida de algún personaje heroico o divino, variando los detalles de la leyenda y la forma de muerte según los distintos países en que los Misterios eran practicados. El simbolismo de los Misterios pertenece tanto a la astronomía como a la mitología, y la leyenda del grado de Maestro de la Masonería no es más que otra forma de los Misterios; una leyenda que se remonta, de una u otra forma, a la más remota antigüedad. Es imposible saber ahora si la leyenda se originó en Egipto, o si se tomó prestada de la India o de Caldea. Pero los hebreos sí recibieron los Misterios de los egipcios, y desde luego estaban familiarizados con su leyenda, siendo conocida como era por los iniciados egipcios Josué y Moisés. Todas las ciencias eran impartidas allí, así como todas las tradiciones, orales o escritas, que se remontaban al amanecer de los tiempos.



En los grados correspondientes al Capítulo Rosacruz, Albert Pike finaliza sus enseñanzas relativas al Segundo Templo y se adentra en la génesis de la doctrina rosacruz a través de la Gnosis, la Cábala, el Neoplatonismo, el Zoroastrismo, las doctrinas herméticas egipcias y una interpretación esotérica del Cristianismo. El autor analiza las distintas tradiciones referentes a la Deidad y a la Creación del Mundo y del Hombre, y contempla la necesidad de distinguir la interpretación exotérica de las Escrituras de la comprensión esotérica, única que revela su verdadero contenido. A través de la síntesis de doctrinas que provienen tanto de Oriente como de Occidente, Albert Pike describe el contenido de un grado cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos.




En los capítulos de Moral y Dogma correspondientes a la Logia de Perfección, Albert Pike se adentra en el simbolismo de los grados inefables, al tiempo que aborda la función de la Masonería como escuela de formación del ciudadano, desarrollando las enseñanzas morales y filosóficas que deben iluminar al masón en el desempeño de los distintos cargos públicos propios de una república constitucional y democrática. Igualmente analiza de qué forma el masón debe superar los errores ancestrales de los credos tradicionales para hallar la religión universal en la que todos los hombres pueden coincidir aunando Fe y Razón, y afirma el necesario compromiso de la Masonería en las causas sociales; pues ante todo, el masón que recibe estos grados debe ser un ejemplo a seguir por sus conciudadanos en la lucha por el Progreso Social.



Traducción definitiva de un texto capital de la Masonería. Albert Pike recoge en Moral y Dogma las enseñanzas de los distintos grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en un intento de retornar la Iniciación hacia sus contenidos originales así como de defender el compromiso individual con los valores masónicos. Moral y Dogma ha sido de lectura obligada para todos los miembros de la Jurisdicción Sur de EE.UU. desde su edición en 1871 hasta 1974, año en que fue considerado "demasiado avanzado para ser útil al nuevo miembro".



Ritual de Tenidas Blancas

Rituales y Ceremonias Oficiales de Reconocimiento Conyugal, Adopción de Lovetones, Tenidas Blancas Abiertas y Tenidas Blancas Cerradas.










Esta solo es la historia de un artículo publicado en un blog, lo cual, comparado con la publicación de libros, puede parecer poca cosa. Pero no deja de ser una historia a la que le tengo particular cariño. En Calpe hay una partida que se llama La Cometa. Este nombre no tiene nada que ver con el juguete volador, sino que proviene de unas conducciones de agua moriscas que se denominan "comas". En efecto, esta era una zona morisca, y desde hace siglos existía la leyenda de que en esta partida hubo una antigua mezquita cuya ubicación exacta se desconocía. Mis amigos José Luis Luri y Bernat Banyuls me invitaron a ver el interior de la ermita de La Cometa por si podía aportar algo respecto a su origen, el cual parecía algo nebuloso. Al poco tiempo pude comenzar a atar flecos y empecé a darme cuenta de algo que era casi obvio: aquella ermita ocupaba exactamente el solar de la mezquita cuya ubicación se ignoraba...













Iniciación mística y ritual masónico




El Guardatemplo Exterior (Retejador)
El Guardatemplo Interior
Los Diáconos, portadores de mensajes en Logia




El Ágape de Emulación, o el ritual no escrito





Harry Potter. Simbolismo mágico.
Reseña de algunas películas en torno a la Masonería.





La génesis del Ritual de Emulación
La Unión Masónica de 1813
El Santo Arco Real de Jerusalén
Los Grados Colaterales del Rito de Emulación





La Flauta Mágica, ópera iniciática